Son varios los motivos, entre los que destacan:
- Fortalecer la salud: los hábitos alimenticios de la gente que practica Ocio agrario son muy saludables.
- Mejora del estado anímico: una actividad al aire libre, sin riesgos y en compañía de la familia, facilita la sonrisa y mejora el comportamiento en general.
- Respeto a la naturaleza: las parcelas de Ocio agrario mantienen en todo momento un equilibrio dentro de su entorno, garantizando su subsistencia de cara al futuro.
- Formación: llevamos la agricultura grabada en nuestros genes, y Ocio agrario permite aprender conocimientos básicos de la gente del campo, aplicables en nuestro día a día.
- Mejora del estado físico: especialmente la flexibilidad, sin apenas darnos cuenta y de manera muy cómoda.